viernes, mayo 26, 2006

De la tierra a la luna - La verdadera historia Parte III

¿Llegaron primero los rusos?



Aunque la historia siempre dirá que Armstrong, Aldrin y Collins fueron los primeros humanos en llegar a la Luna, este hecho siempre estará matizado por la incómoda realidad de que la antigua U.R.S.S. había lanzado, en enero de 1959, lo que se piensa era un vehículo de tres etapas diseñados para llegar hasta la Luna: la sonda Luna 1 pasó a tres mil millas de nuestro satélite, y las demás sondas pertenecientes a dicha serie de lanzamientos progresivamente lograron orbitar y hacer aterrizajes suaves en la Luna mientras que los primeros intentos de EE.UU. por llegar al espacio seguían atascados en la plataforma de lanzamiento. No se puede negar, entonces, la posibilidad de que una misión tripulada secreta perteneciente a la U.R.S.S. haya alcanzado la Luna.Existe un incidente que puede servir como inquietante corroboración a estas misiones rusas: mientras que el módulo de mando de la misión Apolo 17 sobrevolaba el cráter Orientalis, el piloto Al Worden afirmó haber visto un objeto de manufactura humana, de luces pulsantes, en el fondo del cráter. El control en Houston formuló la interrogante: "¿Acaso creen que se podrá tratar de Vostok?" Durante su siguiente órbita lunar, Worden pudo observar el aparato nuevamente.El programa Vostok correspondía a los primeros lanzamientos tripulados de la Unión Soviética, y algunos de ellos siguen ocultos en el secreto más absoluto. En 1969, un sistema de clasificación de la NASA acerca de los supuestos vehículos de lanzamiento utilizados por la URSS identificaba seis categorías distintas desde la "A" a la "G" – esta última letra designaba al "gigante de Webb", un lanzador de dimensiones colosales identificado por el administrador de la NASA, James Webb, como el vehículo ruso utilizado para llevar tripulación e instrumentos hasta la Luna.

La odisea del sargento Wolfe

Una de las presentaciones de mayor impacto en el "Disclosure Project" auspiciado por el Dr. Steven Greer lo fue el testimonio grabado del sargento Karl Wolfe de la Fuerza Aérea de los EE.UU. (USAF). A mediados de la década de los '60, el sargento se desempeñaba como técnico fotográfico militar, y un buen día recibió órdenes de sus superiores para personarse en la base aérea Langley, donde se había recibido la información visual obtenida por la sonda Lunar Orbiter. Recogiendo sus instrumentos, Wolfe se desplazó hasta la base Langley, donde unos oficiales le llevaron a un hangar que contenía el laboratorio fotográfico de la base. El local estaba vacío salvo por otro militar de bajo rango encargado de procesar el material fotográfico – negativos de 35 milímetros que eran convertidos a su vez en mosaicos de dieciocho pulgadas. Cada tira de negativos correspondía a una pasada de la sonda sobre la superficie lunar.Dio la casualidad que el aparato empleado para el procesamiento de imágenes no funcionaba, y ambos hombres se sentaron a esperar a que les trajesen otro. Repentinamente, el otro militar le dijo a Wolfe: "Por cierto, hemos descubierto una base en la cara oculta de la Luna".Wolfe no ocultó su sorpresa, preguntando enseguida a quien le pertenecía, ya que faltarían varios años para el programa Apolo iniciase sus exploraciones. Seguro que los rusos – o hasta tal vez los misteriosos chinos – se habían adelantado a Estados Unidos. Pero el otro hombre repitió que efectivamente, había una base en la Luna."En ese momento", confiesa Wolfe en la grabación hecha para el Disclosure Project, "sentí miedo. Si alguien hubiese llegado a entrar en el laboratorio, sabía que estaríamos en peligro por haber hablado sobre esta información".Pero no apareció nadie, y para su mayor sorpresa, el técnico fotográfico de la base Langley le mostró uno de los fotomosaicos que presentaba una base artificial en nuestro satélite, con figuras geométricas, torres, construcciones esféricas de gran altura y estructuras parecidas a platos de radar, pero de proporciones colosales. "Algunas de ellas", apunta Wolfe, "tenían un dimensiones que superaban la media milla".Las misteriosas estructuras lunares parecían tener un revestimiento reflectivo, mientras que otras guardaban cierto parecido con las torres de refrigeración de las centrales nucleares. Tan reveladora era la información visual que Wolfe llegó al punto de no querer ver nada más, sabiendo bien que peligraba su vida. "Me hubiera encantado seguir mirando, y haber hecho copias", admite el sargento, "pero sabía que era un riesgo enorme, y que el joven que me había enseñado los fotomosaicos estaba excediendo su autoridad al mostrármelos".La singular experiencia del sargento Wolfe recibió cierta corroboración por parte de Larry Warren, el controvertido testigo principal del célebre incidente ovni en la base angloestadounidense de Bentwaters en el Reino Unido. Después de su experiencia, la cúpula militar llevó a Warren y otros soldados a un cuarto de proyección donde se les enseñó un rodaje extraordinario: tomas de la superficie lunar que permitían ver estructuras cuadradas de color arenoso, y en primer plano, el coche lunar Rover utilizado por los astronautas, que podían ser vistos apuntando hacia las estructuras. Fuente: Scott Corrales

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

yo soy de peru pienso que algo nos acultan a todo el nundo general les digo a todos lean porque lahistorta que sabenos lo que dijo einstein sobre la nateria aharles darwin no nos dejemos guar poeque la verdad no se sabe que nos ocultan que nos pasaara lean todas las culturas vean sus reliquias no creamos lo que nos han hecho creer porque hay tantas razas lean indaguen du amigo eduard-tomas@hotmail.com ,

3:20 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

yo soy de peru pienso que algo nos acultan a todo el nundo general les digo a todos lean porque lahistorta que sabenos lo que dijo einstein sobre la nateria aharles darwin no nos dejemos guar poeque la verdad no se sabe que nos ocultan que nos pasaara lean todas las culturas vean sus reliquias no creamos lo que nos han hecho creer porque hay tantas razas lean indaguen du amigo eduard-tomas@hotmail.com ,

3:21 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

yo soy de peru pienso que algo nos acultan a todo el nundo general les digo a todos lean porque lahistorta que sabenos lo que dijo einstein sobre la nateria aharles darwin no nos dejemos guar poeque la verdad no se sabe que nos ocultan que nos pasaara lean todas las culturas vean sus reliquias no creamos lo que nos han hecho creer porque hay tantas razas lean indaguen du amigo eduard-tomas@hotmail.com ,

3:21 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home