martes, junio 13, 2006

Barbudos Pre-Colombinos

Encontré objetos muy interesantes en mi visita al Museo Larco Herrera: Una serie de huacos-retratos cuya fisonomía aparentaba personas de raza no-indígena; como europeos, asiáticos y negros.
Fuí acompañado de un amigo pintor y ambos realizamos dibujos de estos huacos, que adjunto aquí.

Los huaco-retratos que aparentan ser europeos o semitas, tienen barbas muy espesas (demasiado espesa, larga y ondulada para que se trate de vello facial característico de la raza autóctona) o bigote en forma de chiva. Se trata de cabello, no de indumentaria porque están dibujadas encima de la barba bien modelada líneas paralelas que representan cabello. Algunos huacos no tienen modelada la barba, pero tienen dibujados bigotes. En total son más de una veintena de huacos. Algunos personajes como tienen una soga al cuello, se trataría posiblemente de prisioneros. Existen figuras que tienen un parecido (que mi amigo y yo notamos) sorprendente con griegos, en el estilo del cabello, y el modelado de la nariz y arcos superciliares.

Otros huaco-retratos que aparentan ser negros africanos, tienen una nariz ancha y respingada, otra forma de ojos (saltones) y una mandíbula prominente o prognato. De estos hay alrededor de una docena.

Algunos de estos personajes tienen la indumentaria propia de los indios, otros no. Esto podría indicar, que si se trata de extranjeros, fueron asimilados a la cultura indígena. Un huaco-retrato barbudo y otro de un negroide están en la galería principal del museo. Todos los demás están en un almacén o depósito; cosa que me llama la atención porque los huacos mediocres están en la zona principal y los huacos extraños y más interesantes, que describo aquí, están exhibidos en una zona secundaria y apartada.

Tuve una breve entrevista con dos de las guías del museo, que nos indicaron que sabían de la existencia de estos huacos. Nos dijeron que el museo no podía pronunciarse al respecto, porque nadie había hecho un estudio serio y profundo sobre esto. Nos indicaron que lo mas probable era que estos extranjeros hayan sido viajeros extraviados; ya que no hay evidencia aceptada de un intercambio cultural o expedición colonizadora o conquistadora pre-colombina, por parte de extranjeros en América del Sur.

Podemos asociar estos huacos con los relatos de los colonizadores o cronistas españoles que encontraron indios blancos, de ojos azules y de alta estatura en el nor-oriente del Perú, Chachapoyas (Crónicas de Pedro Cieza de León y Antonio Herrera). También podemos asociarlos con las leyendas indígenas de Naylamp y Wiracocha que son descritos como de
piel blanca y barba; quizás también con otras tradiciones en el pacífico de un pueblo de navegantes blancos y barbados (como las historias que recogieron los cronistas españoles en las Filipinas o los relatos que recogió Thor Heyerdahl en sus expediciones).

En México existen estelas de personajes barbados en Campeche; y en Veracruz.
También existen las famosas cabezas gigantes de aspecto evidentemente negroide (El lingüísta y antropólogo africano Iván Van Sortina ha dedicado su vida a probar que hubo una presencia africana en América Pre-Colombina; escribió el libro "They came before Columbus").

También han sido encontradas por la toxicóloga alemana Dra. Svelta Balabanova (Institute of Forensic Medicine of Ulm, Alemania) trazas de nicotina y cocaína (especies oriundas de América) en momias egipcias (examen de Ramses II reveló Tabaco, también analizó a la momia de Henut Taui de la dinastía 21).

Y muchos hemos oído hablar de la saga de Vinland y restos vikingos en América del norte (L´Anse aux Meadows, restos de edificaciones y objetos descubiertos por Helge Instad y Anne Stine en 1960).

Existen algunas evidencias concretas (como los restos vikingos) y más indicios (cómo los expuestos aquí) de presencia europea o semita pre-colombina en América, es posible que hubieran habido estos contactos, porque los europeos y semitas (como los fenicios) tienen una tradición antigua de navegantes. Más misteriosos son las imágenes de negros, porque estos no tienen una tradición importante de navegación.

Este artículo tiene la intención de incitar a que se investiguen a profundidad estos huaco-retratos y otros artefactos misteriosos del pasado americano, con el fin de que se pueda obtener evidencia cloncluyente que nos lleve hacia la verdadera historia. De comprobarse contacto frecuente entre América (se tiende a considerarla aislada antes de Colón) y el resto del mundo, ciertamente la historia cambiaría.

Hablamos con la secretaria del museo para ver si era posible filmar o fotografiar estos ceramios. Hace algunas semanas que esperamos su respuesta.

Elio Marruffo.

1 Comments:

Anonymous Carol said...

Qué pasó con los dibujos? please pónganlos!!!!!!!!!!

6:06 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home